¿Menopausia? ¡No pasa nada!

Por: Dra. Adriana Alcaraz Muñúzuri

Me gustaría comenzar explicando el significado del término.

La palabra se deriva del griego “mens” que significa mensualmente y “pausis” que significa cese.

La menopausia es una etapa en que los ovarios pierden poco a poco su habilidad de producir ciertas hormonas que producimos sin problema cuando somos más jóvenes, como lo son el estrógeno y la progesterona, éstas controlan el ciclo menstrual y al dejar de producirlas éste desaparece o se hace más escaso.

La edad en la que aparece este periodo es alrededor de los 51años de edad, sin embargo muchas veces aparece desde los 40, esto al igual que el grado de síntomas, tiene una influencia genética.

Y claro, es muy probable que una mujer que comenzó su menstruación a corta edad presente el periodo de menopausia más temprano. Si alguna mujer se somete a una extirpación de ovarios, se produce una menopausia inducida o quirúrgica y puede presentar síntomas de menopausia.

Algunas mujeres aseguran presentar síntomas antes de los 40 años, esto es debido a un periodo de cambios graduales que desembocan en ella, este periodo se llama Perimenopausia, el cual se experimenta a partir de los 35 años reduciendo la producción de estrógeno y dando como resultado algunos síntomas de la menopausia.

Existe mucha incertidumbre sobre dichos síntomas, pues no todas las mujeres presentamos las mismas. Por ejemplo, las mujeres japonesas presentan menos sofocos, las tailandesas más dolores de cabeza, etc. El grado y tiempo también son variables, depende de cada cuerpo. Según algunos estudios el 12% de las mujeres occidentales no experimentan síntomas menopáusicos y aproximadamente el 14% experimenta los intensos problemas físicos o emocionales.

Pero absolutamente todas pasamos por ello y es algo natural en la vida. De hecho algunos estudios demuestran que muchos síntomas emocionales que se presentan durante la menopausia se relacionan más con las circunstancias del momento de la persona que con el periodo en sí, como la ansiedad e irritabilidad, normalmente en esa etapa de la vida ocurren eventos como jubilación, divorcio, viudez, hijos que se van de la casa, etc.

Esto influye en los problemas emocionales muchas veces en mayor grado. Una buena manera de sobrellevar este periodo es realizando ejercicio cotidianamente, compartir sus emociones, y también con medicación. Otro síntoma que acompaña a este periodo son los llamados “Bochornos” que suelen aparecer junto con palpitaciones, sudoración e insomnio; otras como resequedad vaginal, por la disminución de estrógeno, falta de apetito sexual e irritación.

Éstas pueden solucionarse acudiendo a un lubricante vaginal. Finalmente pueden presentarse problemas de incontinencia urinaria, ¡No se espanten! Una buena dosis de risa y ejercicio, ayuda a trabajar la vejiga y disminuir este síntoma en la menopausia. La medicación es una parte importante y el trabajo del médico se basa en detectar, disminuir los síntomas, ofrecer calidad de vida y desarrollar un plan de tratamiento que llamamos "traje a la medida" considerando síntomas, factores de riesgos, estudios de laboratorio y gabinete.

Una vez detectado y medicado la visita anual al especialista es indispensable para analizar las necesidades de la paciente, platicando de las ventajas, desventajas y riesgos de seguir o no un plan de mantenimiento. En realidad no es tan grave, el chiste es verlo como algo natural como el periodo de la adolescencia, pubertad o simplemente un embarazo, aceptarlo y vivirlo con la mejor actitud.

En Hospital Papagayo, te cuidamos como en casa...